Un modelo agropecuario que suma víctimas

Por Darío Aranda

 

Cristian Ferreyra nació y vivió sus 23 años en el mismo lugar, paraje San Antonio, norte de Santiago del Estero. Quería mantener una forma de vida que implica trabajar la tierra, criar animales, sembrar y cosechar su comida. Pero un disparo de escopeta lo hirió cuando se negó a dejar el territorio, pretendido por un empresario.

Desde el Mocase‐VC, que integra el Movimiento Nacional Campesino Indígena (MNCI), explicaron que las tierras ancestrales que familias rurales y originarias habitaron durante generaciones comenzaron a ser pretendidas por empresarios a medida que la frontera agropecuaria (de la mano de soja) comenzó a expandirse. Y también de la ganadería, que es desplazada por la agricultura.

La Secretaríade Ambiente dela Naciónprecisa que Santiago es de las provincias líderes en desmonte, 515 mil hectáreas entre 2003 y 2007, un 72 por ciento más que entre 1998 y 2002. Avance del monocultivo y devastación de bosques tienen directa relación.

El geógrafo y docente dela Universidad Nacional, Marcelo Giraud, analizó el avance agropecuario en Santiago. En 1996 en la provincia había sólo95.000 hectáreascon soja. En 2008 había saltado a 629 mil hectáreas y dos años después, 2010, al récord de 1,1 millón de hectáreas. “En sólo dos años aumentó un 75 por ciento”, afirmó.

 

Leer completa Un modelo agropecuario que suma víctimas-Dario Aranda

Fuente Darío Aranda – 23/11/2011

Anuncios

Más qué coincidencias: Asesinados bajo la lógica del negocio

Por Paula Inchaurraga

 

Mariano Ferreyra fue asesinado por denunciar la precarización laboral bajo la lógica de las tercearizadas, en el marco de una medida de lucha para reclamar un puesto de trabajo. Cristian Ferreyra también fue asesinado, por exigir tierras pertenecientes a comunidades originarias, que hoy en día, están en mano de empresarios agrícolas. Ambos militantes, que reclamaban por la dignidad del trabajo y la tierra, en una sociedad donde siempre se benefician los mismos. Ezequiel Ferreyra de 6 años murió por el trabajo infantil y la manipulación de agrotóxicos en una empresa avícola. Tres apellidos iguales, que muestran una radiografía de los tiempos que corren (…)

El hecho de que Mariano, Cristian y Ezequiel tengan el mismo apellido es una mera coincidencia del destino. Pero los tres corrieron la misma suerte: la muerte ante la injusticia reinante, la complicidad de las fuerzas de seguridad, el Poder Judicial y la connivencia con los estamentos estatales. Los negocios mueven los hilos de esta impunidad reinante. En los tres casos, las empresas (TBA y las tercerizadas del ferrocarril; la compra de tierra, el desmonte y la soja; las empresas avícolas y sus agrotóxicos) muestran lo poco que vale la vida bajo la lógica de la acumulación.

 

Leer completa Más qué coincidencias: Asesinados bajo la lógica del negocio

Fuente: Anred – 18/11/2011

Los Qom cumplieron

Por Nosdigital

 

El 23 de noviembre se cumple un año de la jornada de represión que terminó con tres muertos, treinta heridos, ranchos quemados y una larga cadena de promesas incumplidas. Desde la mesa de diálogo con el Gobierno Nacional donde reina el silencio, la novedad es que no hay novedades.

La mesa de diálogo, cuenta Félix, quedó en mesa sola: no hay diálogo. Florencio Randazzo delegó todo a manos de su vice, Mario Barbosa Romero, encargado de las convocatorias de mayo hasta ahora. Qué hizo: “Después de todo esto la elección que salí ganador entonces el gobierno provincial se retira de la mesa de diálogo y nos quedamos sin interlocutores en la provincia de Formosa. Es una falta de respeto del gobierno no continuar con el diálogo. Ahora que ganó el gobernador en la provincia va a ser mucho más complicada nuestra situación”.

Los Qom cumplieron su parte, para el Estado “cumplir” implica garantizar derechos fundamentales para cualquiera…

 

Leer completa Los Qom cumplieron

Fuente NosDigital – 31/10/2011

De los derechos ambientales a los derechos de la naturaleza.

Por Enrique Matías Viale

El hombre se desconectó de la naturaleza, la concibió como un objeto de conocimiento y de dominación. La visión antropocéntrica del mundo llevó a que se disuelva la visión animista y hermética de la naturaleza. A partir de allí, no quedó ninguna limitación ideológica o filosófica para que el hombre conciba a la naturaleza como una mera materialidad y capaz de brindar riquezas infinitas que satisfagan los avances del nuevo modelo de producción que empezó a consolidarse.

Durante décadas se creyó y algunos aún lo creen, que los recursos de la naturaleza eran ilimitados producto del forzado ADN extractivista que caracterizó a América Latina desde su conquista por los europeos.

El derecho acompañó la evolución de la relación: el derecho moderno consagró la naturaleza y sus elementos como una “cosa” susceptible de ser objeto del derecho de propiedad entendido como absoluto e ilimitado.

Con este marco resulta inevitable promover el giro de la visión antropocéntrica del derecho, a una dondela Naturalezasea el foco de la atención. Así comienza un proceso de desmercantilización dela Naturalezaque promueve paralelamente una relación armónica con ella, en realidad, como parte de ella.

Estos derechos defienden mantener los sistemas de vida, los conjuntos de vida. Su atención se fija en los ecosistemas, en las colectividades, no en los individuos. Se puede comer carne, pescado y granos, por ejemplo, mientras se asegure que quedan ecosistemas funcionando con sus especies nativas… En este campo, la justicia ecológica pretende asegurar la persistencia y sobrevivencia de las especies y sus ecosistemas, como redes de vida. Esta justicia es independiente de la justicia ambiental. No es de su incumbencia la indemnización a los humanos por el daño ambiental. Se expresa en la restauración de los ecosistemas afectados.

En realidad se deben aplicar simultáneamente las dos justicias: la ambiental para las personas, y la ecológica para la Naturaleza… Si aceptamos que es necesaria una nueva ética para reorganizar la vida en el planeta, resulta indispensable agregar a la justicia social y la justicia ambiental, la justicia ecológica.

Leer completa De los derechos ambientales a los derechos de la naturaleza.

Fuente La Otra Campaña– Septiembre de 2011

Suelo Urbano

Por Javier Lewkowicz

Este artículo se asoma al fenómeno de la especulación inmoviliaria, principalmente en Buenos Aires. Quizá una de las consecuencias menos desarrolladas del modelo de agronegocios, que expulsa constantemente familias campesinas e indígenas desde sus campos y territorios ancestrales hacia las periferias urbanas; y que al mismo tiempo produce fenomenales ganancias que en parte van a parar a “ladrillos”. Con precios de propiedades muy por encima de las posibilidades de la mayoría de la población, parece configurarse así un destino de “inquilinos a perpetuidad” como una de las consecuencias menos exploradas del modelo de agronegocios.

“La problemática habitacional enla Argentinaes un fenómeno complejo. Tiene diversas manifestaciones y responde a varias causas. Se destacan la dificultad para acceder a una vivienda propia para los sectores más postergados y una amplia franja de los de ingreso medio, los graves problemas para acceder a un lote, la expulsión de los sectores populares de las ciudades, la carencia de infraestructura básica en barrios, asentamientos y villas, y la necesidad de mejoras en las viviendas. Reflejo de esta situación es el hecho de que en los últimos años, de intenso crecimiento económico, mejoras en los indicadores sociales e incluso fuerte impulso a los planes estatales, el conflicto alrededor del acceso al suelo urbano y a la vivienda recrudeció.”

“Según los últimos datos oficiales, en el país hay 2.500.000 de viviendas deshabitadas. Enla Ciudadde Buenos Aires, las unidades desocupadas llegan a 341 mil, equivalentes al 25 por ciento del total”

Leer completa Suelo Urbano

Fuente: Diario Página12 – 16/10/2011

ver también La vida por el metro cuadrado

La maldición de la violencia.

Extractivismo al desnudo.

Por Alberto Acosta

 

Resulta difícil entender cómo un gobierno popular, que se precia de revolucionario y que asume la defensa de los intereses populares, puede reprimir violentamente a sectores populares que reclaman sus derechos. Eso acaba de suceder en Bolivia. El gobierno del presidente Evo Morales, haciendo caso omiso a los reiterados pedidos para que abra el diálogo con los pobladores del Territorio y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), optó por la represión.

La indignación y la frustración se expanden cual círculos concéntricos por Bolivia y el mundo. Adolfo Chávez, dirigente indígena boliviano, no podía expresar de mejor manera su malestar: ʺLos pueblos indígenas de todo el país nos encontramos indignados y profundamente dolidos por el accionar del gobierno. Este gobierno nos prometió un cambio: respetar los derechos indígenas, respetar a la madre tierra, respetar nuestra cultura, respetar nuestra autodeterminaciónʺ. (…)

La violencia parece configurar un elemento consustancial del extractivismo, un modelo bio-depredador por excelencia. Hay violencia desatada por el Estado a favor de los intereses de las empresas extractivistas, sobre todo transnacionales. Violencia camuflada como acciones de sacrificio indispensable de unos pocos para asegurar el bienestar de la colectividad, independientemente de la orientación ideológica de los gobiernos.

En estas economías extractivistas se ha configurado una estructura y una dinámica política no solo violenta y autoritaria, sino voraz.

 

Leer completa La maldición de la violencia.

Fuente: Rebelión – 30/09/2011

A %d blogueros les gusta esto: